El municipio de pungarabato
El municipio de pungarabato

El municipio de Pungarabato

El municipio de Pungarabato llevó el nombre primitivo de Pungarihoato nombre tarasco (phoré o phorépecha o purépecha) y significa cerro de las plumas.

Se llamó así porque en tiempos de los tarascos el pueblo estaba en un cerrito donde se elaboraban bellos mosaicos de plumas multicolores famosos en el imperio.

En 1526, en la época de la colonia, fue creada la encomienda de Pungarabato, siendo el primer encomendero don Pedro de Batzán quien la comparte con Fernando Alonso de Villanueva. Después de largo juicio le queda la encomienda a don Pedro, que al morir la hereda a su hijo Hernando de Batzán.

En lo eclesiástico, Pungarabato perteneció al Obispado de Michoacán estando dentro de la Jurisdicción de Guayameo.

Entre 1552 y 1554, llega el Agustino Fray Juan Bautista Moya a Pungarabato que lo escoge como su residencia y centro de operaciones, pues desde ahí se traslada a toda la Tierra Caliente construyendo iglesias, fundando y repoblando pueblos.

Permanece en Pungarabato, hasta 1567 en que enferma y se le traslada a Valladolid (hoy Morelia) en donde muere en diciembre, del mismo año.

Ese mismo año, los curatos de Pungarabato y Cutzamala se sostenían de la gran bonanza que daban las seis minas que estaban en el cerro Alba de Liste, en Cutzamala.

En 1828, el cura de Pungarabato, don Tomás Arriaga, extrajo un ídolo de oro de las yácatas de Pungarabato que llevó a don Ángel Mariano Morales a Morelia, que fungía como Obispo de Michoacán.

El municipio de Ciudad Altamirano

Pungarabato, al igual que Tlapehuala, quedó incluido en la provincia de Tecpan hasta 1817, en que ésta desapareció, hasta declinar temporalmente el movimiento insurgente y en 1821, que se creó la Capitanía General del Sur, durante el imperio de Iturbide, también quedó integrado.

Posteriormente, al crearse la primera República federal fue incorporado como municipio al departamento de Huetamo, de Núñez, del Estado de Michoacán. El municipio de Pungarabato

Pungarabato, cuenta con una extensión territorial de 212.3 kilómetros cuadrados que representan el 0.33 por ciento del total de la superficie estatal.

En 1907, por instrucciones del presidente Porfirio Díaz, se corrigieron los límites de los Estados de Guerrero y Michoacán, pasando Pungarabato a la jurisdicción del estado de Guerrero, tomando como límite el río Cutzamala, a Ciudad Altamirano a la Cabecera Municipal y absorbió a Pungarabato.

El 3 de noviembre de 1947 cedió parte de su territorio al municipio de Tlapehuala.

Esta ciudad, de Altamirano, ha sido calificada por algunos políticos como la Mesopotamia de la Tierra Caliente, dada su ubicación, entre dos Ríos y protegida por sus cerros, el de San Juan y el majestuoso, cerro del Chuperio.

Los municipios limítrofes con Pungarabato, se vieron incomunicados por muchos años, debido a la falta de puentes sobre estos caudalosos Ríos; Coyuca de Catalán, Ajuchitlán, Zirándaro y San Miguel Totolapan, se vieron, por mucho tiempo aislados y eran sus propios moradores.

Los que se encargaban de construir sus propias balsas para cruzar los Ríos y comercializar sus cosechas o su ganado, de ahí el nombre del Río de las balsas, situación similar se daba al norte de la ciudad, con el Río Cutzamala, que marca los límites entre los Estados de Gurrero y Michoacán.

En el sexenio presidencial de don Miguel Alemán Valdés, se construye el puente sobre el Río Balsas, mismo que lleva su nombre y en el periodo de Don Adolfo López Mateos, se edifica el otro cigoñal, sobre el Cutzamala, que al igual, lleva el nombre de este personaje de la vida política.

A partir de estas importantes obras, se acelera el desarrollo de los pueblos, se activa la economía y se da apertura a los canales de comunicación, sobre todo en la vía terrestre, dando inicio a la extinción del transporte en bestias y sobre las balsas, la felicidad de los pobladores, de todas las clases sociales.

TAMBIÉN puedes leer la Historia del Municipio de Cutzamala de PinzÓn.

Cabe destacar que Pungarabato participó en la Guerra de Independencia, en la de Reforma y sobre todo en la Revolución mexicana de 1910.

Al crearse el Estado de Guerrero en 1849, Pungarabato envía una comisión a la Ciudad de México a pedir al Presidente de la República que les permita seguir en el estado de Michoacán. El municipio de Pungarabato

Así se hace, y es hasta 1907 cuando Pungarabato junto con Zirándaro pasan a formar parte del estado de Guerrero por un decreto del entonces Presidente don Porfirio Díaz.

Para el año de 1863, Pungarabato había dejado de pertenecer al Obispado de Michoacán pasando a la Diócesis de Chilapa en el Estado de Guerrero.

El día 1 de agosto de 1936, se cambia el nombre de Pungarabato por el de Ciudad Altamirano, por Decreto del gobierno del Estado de Guerrero, quedando aquel antiguo nombre solo al municipio y no a la cabecera.

Dicho cambio fue a propuesta del poeta y periodista Manuel Macedonio Reynoso.

Por su importancia, en el año de 1965, Ciudad Altamirano es elegida como Ciudad sede de la diócesis cristiana, elevando a su Santa Iglesia a rango de Catedral de Ciudad Altamirano, siendo su primer Obispo el Excelentísimo DON JUAN NAVARRO RAMIREZ.

Entre los personajes principales de este Municipio de Pungarabato, se menciona a Cipriano Jaimes, (1885-1928), destacado revolucionario zapatista.

José Castilleja Ugarte (1895-1968), gran orador.

Jesús Bañuelos, un gran maestro, músico y compositor; y Arturo Villela, magnifico compositor e intérprete de la música propia de la Tierra Caliente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here